Dolor traumatológico

El dolor agudo forma parte del sistema de protección del organismo. Actúa como una señal de advertencia de un daño inminente o real. En este sentido, el dolor tiene una función importante en el mantenimiento o restauración de la integridad física.
El dolor traumatológico es generalmente un dolor agudo que se produce en el aparato osteomuscular. El dolor agudo forma parte del sistema de protección del organismo y tiene una evidente función de alerta o protección. Está causado por una agresión o daño externo o interno y su intensidad se correlaciona con la intensidad del estímulo desencadenante.
Sin embargo, el dolor puede no presentar relación directa con la situación desencadenante y llega a convertirse en una enfermedad en sí misma, constituyendo un desafío terapéutico especial.
El aparato osteomuscular está formado por los huesos, las articulaciones y los músculos. Sus funciones principales son las de:

  • Soporte del cuerpo.
  • Movimiento y desplazamiento (músculos y articulaciones).
  • Protección de los órganos internos (caja torácica, cráneo, columna, pelvis).

Las lesiones traumatológicas se pueden clasificar en:

Luxaciones

Es el desplazamiento de un extremo del hueso fuera de la articulación que lo contiene. Puede ser total o parcial.

Contusiones

La contusión es un traumatismo de partes blandas provocado por un golpe o choque brusco contra un elemento romo, que no posee punta ni filo y son cerrados, es decir que no dan lugar a una herida en la piel. El agente causante de la contusión ocasiona una lesión por presión intensa, a través de un aplastamiento y compresión de los tejidos.

Esguinces

Se denomina esguince (torcedura, distensión ligamentaria) al conjunto de alteraciones de una articulación, originadas por un movimiento brusco que la hace sobrepasar de forma forzada los límites normales de su movilidad, lo que provoca una ruptura total o parcial de la cápsula y sus ligamentos de contención.

Fracturas

Una fractura es una solución de continuidad de un hueso, de origen traumático. Se denomina FISURA a las pequeñas fracturas (completas o incompletas) que no alteran la morfología del hueso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Aviso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies y el uso de datos personales de acuerdo con la Política de Privacidad y Protección de Datos. Puede obtener más información sobre cookies clicando AQUÍ.
×